EcoHuellas inclusivas 2030

Proyecto en colaboración con el Área de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad, Consejería Delegada de Participación Ciudadana y Diversidad, Cabildo de Tenerife

Nuestro proyecto:

La necesidad de este proyecto surge en torno a la Ley 26/2011, de 1 de agosto, donde la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad explica que las personas con discapacidad tienen titularidad sobre sus derechos. Sin embargo, esta potestad no puede ser posible si las infraestructuras y servicios de accesibilidad no son los adecuados, generando grandes desequilibrios y fomentando la desigualdad. 

La práctica del senderismo es un derecho al que todos los ciudadanos y ciudadanas tenemos derecho, aspecto recogido en el artículo 45 de la Constitución Española sin embargo, no todos y todas pueden hacerlo debido a numerosos factores (falta de senderos adaptados o practicables, escasa señalización y paneles interpretativos inclusivos, baja comunicación entre colectivos-administración-empresas de turismo activo, escasa formación específica sobre los tipos de discapacidad y sus necesidades, limitación de recursos económicos, etc.) Tal y como reconoce el art. 43 de la Constitución Española, los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo, facilitarán la adecuada utilización del ocio. 

En este sentido, este proyecto ayudará a despertar conciencia dentro de la sociedad civil mediante un programa de rutas denominado “EcoHuellas inclusivas 2030” fomentando el desarrollo de voluntariado como instrumento de participación en el acompañamiento de profesionales del turismo activo social en el campo de la discapacidad como respuesta a este reto social tan importante del siglo XXI.

Objetivos del proyecto

–       Contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad en relación con el ocio y la naturaleza mediante el fomento de la acción voluntaria

–       Acercar al conocimiento y formación en el campo de la discapacidad mediante el impulso de un programa de voluntariado específico a jóvenes de nuestra isla como parte de uno de los desafíos de la sociedad insular.

–       Favorecer el acceso a la naturaleza a colectivos y entidades que trabajan en el campo de la discapacidad de forma gratuita, contribuyendo así al fortalecimiento de un desarrollo social y económico más equilibrado y a la consecución de la justicia social.

–       Promover entre la juventud, la constitución de nuevas asociaciones o entidades que trabajen en pro del desarrollo de este campo de acción.

Crear espacios de cooperación entre las entidades del tercer sector, las empresas del turismo activo o naturaleza y la administración pública para impulsar mejoras significativas en dentro de esta temática (accesibilidad, recursos, infraestructuras, servicios, etc.)

 

¡No hay eventos!
Share This